Blog

Visitantes de Cancún

pagarán un nuevo impuesto de 10 por ciento sobre los juegos de azar

Los nuevos impuestos en el estado mexicano de Quintana Roo, que incluyen los destinos de ocio y juego de Cancún y Playa del Carmen, han sido aprobados por el congreso. El impuesto debe ser pagado por los jugadores, en lugar de cobrar este impuesto de los ingresos del operador que está ofreciendo el servicio.

Codere es una empresa multinacional que ha estado involucrada con la industria del casino desde la década de 1980. Inicialmente lanzada como operador de máquinas de juego en España, la compañía se expandió rápidamente a escala internacional, centrándose principalmente en América Latina, donde actualmente operan 48 casinos que se encuentran principalmente en Panamá y México. Ya un cliente de NetEnt, Codere ayudará al diseñador de juegos sueco a presentar su vibrante cartera al mercado online mexicano a través de la propia licencia en línea de Codere.

Varios grupos de interés, entre ellos el Consejo Coordinador Empresarial del Caribe, expresaron su oposición a permitir que los casinos operen en zonas turísticas como Cancún, Akumal, Cozumel, Isla Mujeres y Tulum. Esta es una supuesta razón por la cual se añadió este nuevo impuesto a los juegos de azar. A pesar de que México tiene cientos y un poco de mil pequeños casinos y tiendas de apuestas, los pocos casinos en esta región son mayormente operados por el gran operador internacional Codere o por el operador terrestre Caliente.

El Consejo (CCE del Caribe) ha luchado con el gobierno en el estado buscando la financiación adecuada para reforzar la zona turística y junto con las solicitudes de inversión en infraestructura y desarrollo urbano, el grupo también hizo hincapié en la tasa de juego. No quieren que los casinos afecten el prestigio y la reputación de la que gozan actualmente los destinos turísticos mexicanos.

El CCE también se unió a los sindicatos y la Asociación de Hoteles de Cancún (AHC) al rechazar inicialmente la asignación de 390,1 millones de pesos para tres fideicomisos de promoción turística de Quintana Roo, pero El Economista informa que los grupos han reconsiderado su posición y aceptarán la provisión cuando se lleve a cabo la votación el 17 de diciembre.

La propuesta tal como se esbozó inicialmente habría asignado monto de promoción turística de 202,6 millones de pesos en Cancún, 178,3 millones a la Riviera Maya y 9,3 millones a Gran Costa Maya en la parte sur del estado mexicano.

El presidente de la Asociación de Hoteles, Carlos Gosselin Maurel, dijo en una conferencia de prensa: "Ni siquiera es la mitad de los 1.186 millones que pedimos, pero somos muy respetuosos con los planteamientos del gobernador y los diputados".

Mientras que la violencia de pandillas y otros problemas sociales mantienen a los turistas familiares alejados de muchos destinos mexicanos, Quintana Roo sigue siendo un estado popular para visitar. Cancún registró el año pasado su mayor número de turistas, con un crecimiento que se espera que continúe indefinidamente.